Skip to main content
Original Web

Medidas para contrarrestar el robo

Del número de octubre de 2017 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana

Apareció primero el 24 de julio de 2017 como original para la Web.

Adding Bookmark

Favorito archivado



Bookmarks Loading
Bookmarks Loading

Hace poco intenté retirar algo de dinero en efectivo de un cajero automático y me sorprendí al ver que la solicitud fue denegada. Según el personal del banco, la tarjeta de débito había sido comprometida a través del cajero automático, y me habían robado una suma considerable de mi cuenta, dejando un saldo negativo. Afortunadamente, me lo reembolsaron en poco tiempo.

Este incidente me recordó una vez más que hay que ser vigilante frente a la piratería informática, las estafas telefónicas, los fraudes de tarjetas de crédito, etc., tan frecuentes en estos tiempos. Pero también me llevó a pensar más profundamente acerca de cómo podemos contribuir para contrarrestar ese comportamiento en beneficio de todos.

Una manera que me está resultando útil es cultivar un sentido más profundo del bien, o Dios, como el poder real gobernante en nuestra experiencia. Nadie negaría que parece haber influencias en acción que intentan persuadir a las personas para que roben a otros. Sin embargo, en una lectura inspirada de la Biblia encontramos el fuerte argumento de que el poder y la autoridad de Dios son supremos y pueden probarse en la vida cotidiana.

La Biblia enseña —y lo ilustra a lo largo de sus páginas— el poder salvador y sanador del Dios único como bien infinito, como Amor, como nuestro legislador, la fuente de toda justicia verdadera. Además, la Biblia da a entender que Dios es Mente y Verdad (véase, por ejemplo, Romanos 11:34 y Salmos 100:5, respectivamente). Y también nos indica un concepto superior del hombre, no como un mortal inevitablemente pecaminoso, sino como la imagen misma de la Verdad, gobernada e impulsada por la bondad de la Mente divina.

Mary Baker Eddy, que descubrió y fundó la Ciencia Cristiana, escribe en el libro de texto de la Ciencia Cristiana: “En la Ciencia divina, el hombre es la imagen verdadera de Dios. La naturaleza divina fue expresada de la mejor manera en Cristo Jesús, quien proyectó sobre los mortales el reflejo más veraz de Dios y elevó sus vidas más alto de lo que sus pobres modelos-pensamiento permitían, pensamientos que presentaban al hombre como caído, enfermo, pecador y mortal” (Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, pág. 259).

Con tanta deshonestidad y egoísmo patentes en las noticias, puede parecer una lucha elevar (o siquiera querer elevar) nuestra percepción de aquellos que parecen empeñados en robar. Pero un mayor esfuerzo por identificar a otros, así como a nosotros mismos, desde un punto de vista más elevado como la imagen de Dios —impulsada solo por Dios e incluyendo todo Su bien— puede ayudar.

Apreciamos cuando alguien discierne en nosotros algo bueno más allá de lo que puede ser fácilmente aparente. A menudo ayuda a sacar lo mejor de nosotros. Podemos concluir, entonces, que la oración que reconoce la verdad espiritual de alguien, cuando el caso parece todo lo contrario, es beneficiosa. Y sé que también se aplica a los autores involucrados en el incidente del cajero automático.

Otra forma en que podemos ayudar a contrarrestar el robo es ser honestos en nuestros propios asuntos, incluso en los temas más pequeños. Esto pone más peso en el lado correcto de la balanza del pensamiento y de la acción. Sirve para promover la justicia y el amor en lugar de la injusticia y el egoísmo.

Practicar la honestidad, incluso en lo que ocurre en la rutina de la vida cotidiana, es una indicación de lo que cada uno de nosotros realmente es: la expresión espiritual de Dios, libre de pecado. Y es una buena manera de contribuir a la disminución del comportamiento deshonesto en la sociedad.

Apareció primero el 24 de julio de 2017 como original para la Web.

¡TENGA ACCESO A MÁS ARTÍCULOS INSPIRADORES COMO ESTE!

Bienvenido al Heraldo-Online, el sitio de El Heraldo de la Ciencia Cristiana. Esperamos que disfrute de este artículo que ha sido compartido con usted.

 Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!


La misión de El Heraldo

En 1903, Mary Baker Eddy estableció El Heraldo de la Ciencia Cristiana. Su propósito: “Proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad”. La definición que da el diccionario de “heraldo” como un “precursor, un mensajero que es enviado para anunciar que lo que ha de venir se acerca”, da un significado especial al nombre “Heraldo” y señala además nuestra obligación, la obligación de cada uno de nosotros, de ver que nuestros Heraldos sean dignos de la confianza depositada en ellos, confianza que es inseparable del Cristo y que fue anunciada primero por Jesús (Marcos 16:15): “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

Mary Sands Lee, Christian Science Sentinel, 7 de julio de 1956

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.