Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer
Original Web

Para jóvenes

Cuando dudaba de mí mismo

De El Heraldo de la Ciencia Cristiana. Publicado en línea - 27 de marzo de 2023


Siempre he valorado tres cosas más que cualquier otra cosa en mi vida: ser un buen hijo, un buen novio y un buen jugador de béisbol. Hace aproximadamente un año, sentí que no estaba a la altura de mis propias expectativas en esas tres áreas. Después de salir de un fuerte año anterior, estaba pasando por un período realmente mediocre en mi temporada de béisbol. Además de eso, luchaba en mis relaciones y sentía que no podía hacer feliz a nadie. Debido a esto, no sentía que fuera un buen novio o hijo. Parecía que siempre estaba decepcionando a alguien. 

Todo comenzó a parecerme abrumador y laborioso. Mis días carecían de motivación y estaban llenos de fatiga y confusión sobre quién era yo. Estos aspectos fundamentales de mi identidad ya no tenían sentido para mí. 

Debido a cómo me sentía, dejé de asistir a la Escuela Dominical de la Ciencia Cristiana. Sabía que era un lugar seguro y que la gente allí me amaba y me aceptaba, pero tenía miedo de que su opinión de mí hubiera cambiado, ya que mi opinión de mí mismo había cambiado. También sabía que mis sentimientos probablemente aparecerían durante la clase de la Escuela Dominical, y como me resulta difícil pedir apoyo, era más fácil evitar ir que enfrentar una ola de emociones.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.