Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

2018

Curación en un campamento de fútbol

Con la ayuda mediante la oración de un practicista de la Ciencia Cristiana, nuestro joven autor superó el temor de no sanar. Lee cómo fue sanado rápidamente al confiar en Dios y dejar de lado el temor.

El talento que sana

Nosotros tenemos un talento. Todo el mundo lo tiene. Es el talento más poderoso que existe. No hay absolutamente nada que no pueda lograr. Pero es necesario desarrollarlo. Se trata del talento de amar.

Sana de somnolencia

Después de de orar con persistencia, Jae-Bok empezó a ver un cambio inmediato. Él pasó a sentirse sumamente despierto y alerta, y la somnolencia simplemente desapareció.

El tratamiento de belleza

Nuestra autora reconoció que su verdadera belleza, y la de todos, es realmente una cualidad espiritual, de manera que tiene que estar siempre presente.

Suficiente Provisión

El hombre vive, no para acumular provisión, sino para expresar por siempre su omnipresente abundancia.

En el día del concurso de talentos

Nuestro joven autor comprendió que los pensamientos que decían que estaba herido no eran verdad, porque Dios es bueno y nos da sólo pensamientos buenos. Él aprendió que la Ciencia Cristiana puede ayudarnos eficazmente cuando surge algún problema.

Rumbo al gran desconocido

La autora de este testimonio sintió la firme certeza de que ella podía sentir familiaridad, armonía y paz dondequiera que fuera.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.