Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para niños

Mi pulgar estaba perfecto

Cuando parecía que su pulgar estaba fracturado, Luna oró con las ideas del Himno 350, que tiene el estribillo “Todo está bien”. Al día siguiente, el pulgar estaba nuevamente en su lugar.

Cómo atrapar la luz

Al orar para superar un problema, Melissa recordó una experiencia que tuvo con las luciérnagas. Y la luz sanadora que percibió ese día fue la más brillante y más emocionante de todas para ella. Y es una luz que está ahí para que todos la descubramos.

Oré por mí mismo, sin ayuda de nadie

Estaba en un campamento de verano, y por primera vez en mi vida, tuve la oportunidad de orar por mí mismo sin ayuda de nadie.   Una vez, desperté en medio de la noche y me quedé despierto durante alrededor de una hora porque no me sentía bien.

Ayudemos al mundo viviendo la Regla de Oro

Podemos ayudar a garantizar que el mundo sea seguro y justo para todos escuchando a Dios, viendo a los demás del modo en que Él los ve y expresando amor pase lo que pase. ¿Te gustaría hacerlo con nosotros?

El ABC de la gratitud

¿Qué puedes hacer si te sientes enfermo, triste o asustado? ¡Prueba expresar gratitud! Hacer una lista de gratitud por medio del alfabeto es una actividad divertida tanto para los niños como para las familias. 

¿Cuáles pensamientos son los pensamientos de Dios?

Podemos prestar atención a los pensamientos de Dios y ¡sentir Su amor cada día!

Dios estaba allí cuando necesité ayuda

Los padres de Aidan le habían enseñado que podía orar a Dios cuando tenía un problema. Eso fue lo que hizo cuando su juguete favorito se perdió. Él siguió las buenas ideas de Dios para encontrarlo y aprendió que Dios siempre lo ayudará cuando necesite ayuda.

Aprende a perdonar

Cuando una nueva amiga la hizo enojar, Isabelle oró y perdonó.

No te dejes engañar

Con la ayuda de Dios, Carol sigue aprendiendo a ver solo lo que es real, bueno y verdadero. ¡Nosotros también podemos!

Una curación muy rápida

Orar recoociendo que es bueno y está en todas partes, y eso quiere decir que las cosas malas no pueden estar en ningún lado llevó Eliette a sanarse rapidaente de un rasguño.

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.