Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para niños

¿Eres una ardilla verde?

El humor y la curación van de la mano cuando un niño pequeño llama a su maestra de la Escuela Dominical para pedirle ayuda. 

Aria y la abeja

Aria sabía que podía confiar en el cuidado de Dios, seguir Sus pensamientos y sentirse bien.

Cien por ciento leal

Si algo parece difícil o aterrador o si te sientes solo, puedes recordar que Dios siempre está haciendo todo lo correcto para cuidarte. Su cuidado es siempre cien por ciento.

El Sr. Abejorro vuela hacia su casa

Se preguntó por qué él estaba tratando de arreglar las cosas, cuando Dios ya estaba a cargo de Su propia creación. En ese mismo momento, una abeja que estaba tratando de liberar, dejó de zumbar contra el panel de la ventana y salió volando. ¡El Sr. Abejorro estaba libre!

Usa tus “superpoderes”

Como los “superhéroes” de la Biblia, Roland había orado y confiado en Dios. Esta confianza los ayudó a él y a su mamá a encontrar la mariposa, su “amiga” de metal tan especial.

Ayudé a mi amigo en el campamento

Max confió en las palabras de su mamá, de que “Dios es Mente”, para ayudar a un amigo que extrañaba su casa. Y recibió un premio en el campamento por ayudar a su amigo a sentirse mejor con las ideas espirituales.

A quien más quiero es a Dios

¿Te duele la rodilla? ¡No hay problema! Dahlia oró y pudo volver a jugar de inmediato. Y, como Dios está en todas partes, ¡tú también puedes orar así!

¿Extrañas a mamá?

Si alguna vez extrañas a tu mamá, puedes recordar el gran amor de Dios.

Mi curación de un dolor de oído

“Nunca podemos estar separados de Dios”. Al reflexionar y aceptar estas palabras que una practicista de la Ciencia Cristiana le mencionó, Evie sanó rápidamente de un dolor de oído."

A salvo en el autobús de la escuela

Greg se sintió molesto viajando en el autobús equivocado. No sabía a dónde iba ni dónde se suponía que debía bajar. Pero entonces oró con las ideas de un himno que a él y a su mamá les gustaba cantar, y pudo comprobar que realmente siempre estaba a salvo bajo el cuidado de Dios.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.