Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para jóvenes

Quién soy realmente

Era el último año, y todo iba muy bien... hasta que esta autora comenzó a pensar diferente acerca de sí misma y a sentir que nunca podría estar a la altura de los demás. ¿Qué cambió la situación? Profundizar en lo que realmente es su identidad, con la ayuda de Ciencia y Salud.

¿Soy lo suficientemente inteligente?

Luchando con la inseguridad y la baja autoestima, esta estudiante de bachillerato no parecía verse a sí misma como inteligente o capaz. Pero cuando obtuvo el papel principal en una obra de Shakespeare, supo que algo tenía que cambiar, y lo que había aprendido en la Escuela Dominical de la Ciencia Cristiana allanó el camino para un gran cambio.

Me sentí a salvo en un barrio peligroso

No importa dónde nos encontremos, el Amor divino es una protección constante para nosotros, y podemos ver la creación “muy buena” del Amor en todas partes. Comprender este hecho espiritual erradica el miedo, nos hace sentir confiados y nos mantiene a salvo.  

Liberada de ansiedad y depresión suicida

Para esta autora, la baja autoestima, la ansiedad y la depresión parecían la norma, y le costaba entender quién era o por qué existía siquiera. Cuando un mensaje de texto de su hermano la refirió a Ciencia y Salud para encontrar respuestas, su ira se convirtió inesperadamente en alivio y asombro.

Un fundamento para toda mi vida

Su compromiso de estar en la Escuela Dominical era un deseo innato de conocer mejor a Dios y seguirlo más. Lo que obtuvo de la Escuela Dominical hizo que esa asistencia “obligatoria” pareciera un regalo.

No era necesario extraerme las muelas del juicio

Cuando el dentista le dijo que ella no tenía más remedio que hacerse extraer las muelas del juicio, esta estudiante de bachillerato eligió un camino diferente. ¿Qué decidió? Llamó a una practicista de la Ciencia Cristiana y oraron juntas; los resultados sorprendieron al dentista.

Cómo salí de una relación tóxica

Cuando un romance en París se arruinó, esta escritora se sintió devastada, sin amor y sola. ¿Podría la oración ayudar en algo? Ella obtuvo una respuesta que le cambió la vida cuando finalmente recurrió a Dios.

Los pensamientos malos no pueden controlarme

Por más que lo intentaba, este adolescente no podía sacar una imagen perturbadora de su cabeza. Luego, un discernimiento espiritual lo ayudó a darse cuenta de que la imagen en realidad no tenía el poder que afirmaba tener sobre él. Haz clic en el enlace para averiguar qué sucedió a continuación.

¿Cómo puedo dejar de sentirme como un don nadie?

Sentía que todos eran mejores que ella, y que lo sabían. Pero en lugar de quedarse atrapada en esos sentimientos, buscó ayuda, y la encontró en la Ciencia Cristiana.

Cuando algo malo ha estado sucediendo por siempre

Si parece que hemos estado orando mucho por algo y no está pasando nada, ¿qué podemos hacer? Esta autora comparte por qué podemos confiar en los efectos de nuestras oraciones y persistir.

La misión de El Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

— Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea pág. 353

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.