Skip to main content

Para jóvenes

La clave para perdonar

Para Anna, la clave para perdonar fue apartarse de lo que era negativo y molesto, y, en cambio, reconocer y amar lo bueno acerca de su amiga.

¿Estás tratando de conseguir trabajo?

Sus perspectivas para conseguir un trabajo como estudiante universitario de primer año sin experiencia parecían… imposibles. Así que fue toda una sorpresa cuando sintió el insistente empujoncito de Dios para que fuera a hablar con un posible empleador.

Qué estoy aprendiendo acerca del contagio

Trinity acostumbraba a pensar que resfriarse era inevitable, especialmente si había estado cerca de personas que estaban enfermas. Entonces se dio cuenta de que la Ciencia Cristiana le estaba enseñando algo diferente.

Cuando mis amigas me abandonaron

Si alguna vez te abandonó una amiga, tú sabes que eso puede lastimarte, y que también puede ser difícil volver a confiar. Jennifer cuenta cómo la oración la ha ayudado a abordar sin temor las amistades.

Iba a tener una madrastra

Esta adolescente se sorprendió cuando su papá anunció que se volvía a casar. ¿Cómo haría para superar el dramatismo y el disgusto? La Ciencia Cristiana tuvo una respuesta.  

Mejor que la escuela de tus sueños

Ella había visitado una universidad que le encantaba, pero que no se ajustaba a sus planes. Continúa leyendo para descubrir cómo oró esta estudiante en busca de dirección y obtuvo sorprendentes respuestas.

“Dejé de fumar marihuana”

Por mucho tiempo esa autora puso su fe en cierta sustancia para sentirse bien. Pero ahora ha aprendido que la única fe que necesita es en Dios. Y con esa fe ha venido la comprensión y la confianza en que “para Dios todo es posible”.

Encuentra luz en los momentos más oscuros

Al ver que sus problemas se acumulaban, esta escritora se sintió abrumada por la oscuridad y la desesperación. Pero un mensaje sencillo hizo que se volviera hacia la luz… y las soluciones.

¿Una ruptura pacífica?

Elena aprendió que puede confiar en Dios para guiarla, y tomó la decisión correcta con respecto a un noviazgo.

Ni “olor de fuego”

Esta adolescente se sintió intimidada cuando se lesionó la rodilla. Nunca antes había tenido que apoyarse en Dios para algo tan “importante”. ¿Es que Dios la sanaría?

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.