Skip to main content

Para jóvenes

“Un ejército de personas que oran”

El mundo es bendecido mediante nuestro compromiso con la iglesia. Y nosotros también.

Valiente ante el peligro

En medio de una situación alarmante, un adolescente halló que, en lugar de temor y pánico, él podía sentir la paz de la presencia de Dios, y eso cambió todo por completo.

Yo no compré esa aplicación

Sullivan sanó cuando comprendió que solo podía verse a sí mismo como Dios lo ve, no de una forma mala o distorsionada.

“¿Que soy un qué?”

El hecho de que somos espirituales significa que nada puede tocarnos o lastimarnos. Cuando Molly tuvo un virus estomacal y no se sentía bien, orar con estas ideas la ayudó a sanar de forma rápida y permanente.

La oración detiene un acoso sexual

Nuestra identidad única y real es total y completamente espiritual, y no es tocada por ninguna sugestión del mal.

Mereces amor

Al sentirse rechazada después de que su novio rompió con ella, esta joven se dio cuenta de que tenía más para aprender acerca del amor, comenzando con su relación con el Amor divino, Dios.

Cuidado del cabello

Un corte de cabello llevó a Deborah a comprender que su identidad no estaba basada en su cabello, su aspecto, sus calificaciones o los amigos con los que se juntaba. Su verdadera identidad es ser hija de Dios.

La iglesia me maravilla

¿Piensas tu que la iglesia es solo ese edificio que visitas una o dos veces por semana, o el grupo de personas que la mantiene funcionando? Piensa otra vez. El verdadero significado y poder de lo que es la iglesia y lo que puede hacer es asombroso, y nos encantaría que participaras.

¡Tienes el valor que necesitas!

El miedo no tiene cabida en nuestro pensamiento.

Escuchar a Dios claramente

Poco antes de su actuación, esta joven descubrió que le faltaba una pieza de su instrumento musical. Sin ella no podía tocar. Pero lo que podría haber sido un desastre se transformó en una gran oportunidad para aprender más acerca de la importancia de escuchar a Dios.

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.