Skip to main content

Relatos de curación

Sana del pesar y de afección al corazón

Hace varios años mi madre falleció, y al enterarme volé inmediatamente a Sudáfrica. Nosotras éramos muy unidas, y me sentí agradecida por ser lo suficientemente fuerte como para realizar su servicio fúnebre y consolar a los que necesitaban consuelo.

Sana de un forúnculo

Goldy Comprendió que la mente mortal es el único (supuesto) creador de la enfermedad, y que la materia en realidad no tiene ningún poder para lastimar o para curar.

¿Desempleado? ¡Jamás!

Nuestro Padre-Madre Dios siempre tiene mucho más bien guardado para Sus hijos de lo que podríamos imaginar o planear para nosotros mismos.

Sana de herpes

Lea cómo Jennifer se curó al comprender que no hay ninguna causa real para la enfermedad y que la Mente, Dios, es la única influencia.

Rápida curación de síntomas de gripe

Dios realmente nos ve a cada uno de nosotros maravillosamente creados, nos ve como Sus ideas espirituales, sin defectos o problemas. Es importante que nos veamos a nosotros mismos de la misma manera, como ideas saludables y activas, que expresan siempre a Dios. 

Dejé de tener menstruaciones dolorosas

Con mucha gratitud, Neha se ha dado cuenta de que no importa qué enfrentemos, recurrir a Dios cambia nuestros corazones. 

Sanó de asma

Debemos permitir que la confianza como la de un niño esté presente en la curación.

Protegida de una agresión

Uno podría decir que esta fue una curación muy simple. Pero se trató de una prueba maravillosa de la protección que Dios brinda a Su hijos.

Sanaron los bultos en el seno y la herida de mi hijo

El entendimiento del amor de Dios sana y conocer la cálida y reconfortante presencia del amor de Dios ajusta las cosas que necesitan ser ajustadas. Esto es lo que Heidi ha aprendido especialmente por medio de estas dos experiencias de curaciones.

Recuperó el movimiento del hombro

Como Dios, la Mente divina, es infinito, Su control sobre la acción y el movimiento nunca se detiene y tampoco puede ser limitado. Por lo tanto, es mi derecho y propósito, por ser Su idea, expresar armonía y acción sin restricciones.

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.