Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para niños

Encontró a Fluffy

Mientras intentaba ayudar a su hermanita a encontrar a Fluffy, una querida gatita de peluche, Holly le pidió a Dios que la ayudara. Y lo hizo, a través de mensajes angelicales que la guiaron a encontrar a Fluffy.

¿Un regalo de Navidad… para Dios?

Una de las razones por las que estaban dando regalos era porque la Biblia dice: “Más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35). Entonces, la Navidad no solo se trata de recibir regalos, también es importante regalar.

Deja que resplandezca tu luz esta Navidad

Al leer este hermoso artículo para niños, verás que, así como la gloria de Dios brillaba la noche en que nació Jesús, nosotros también podemos iluminar el mundo dejando que nuestra luz resplandezca, y no solo en Navidad, ¡sino todos los días!

Subo mi escalera de gratitud

La gratitud siempre nos lleva a Dios. Supera el temor y trae curación. ¡Y siempre es posible estar agradecido!

Como tu Padre

¿Sabías que eres como tu Padre? Puesto que Dios es Amor y es bueno, todos reflejamos ese mismo Amor y bondad, como explica Joan en este artículo.

Curación en la playa

Después de recoger sin darse cuenta una medusa y ser picada, Jennifer recordó lo que aprendió en la Escuela Dominical y oró, reconociendo que ella es la hija espiritual y perfecta de Dios. Las erupciones sanaron rápidamente, y ella sabía que no debía tener miedo de ir a la playa de nuevo, porque Dios siempre estaría con ella.

¿Cuánto me ama Dios?

“¿Cuánto me ama Dios?”, le pregunté a mi mamá un día que paseábamos por la playa. “Más que todos estos granos de arena, más que la profundidad de los océanos”.

Un Salmo para ti

Si subieras hasta la cima de una montaña cubierta de nieve, y te escondieras bajo las alas doradas de un águila, el Amor estaría ahí, porque Dios está en todas partes. Si caminaras en lo profundo de un verde bosque tropical y navegaras río abajo en la espalda de un cocodrilo, el Amor cuidaría de ti, porque Dios siempre está contigo.

“¡Puedes atrapar ángeles!”

A veces despierto de noche Y me quedo en la cama Sin poder leer, en la oscuridad Entonces me pongo a pensar Y recuerdo algo Súper genial Que me enseñó mi maestro De la Escuela Dominical Coro: ¡Atrapa un ángel! Lo puedes hacer. Son pensamientos puros De Dios, que es el bien No precisas una red Ni un guante de beisbol Para atraparlos sólo tienes Que abrir tu mente al Amor Cuando te sientes protegido Cuando expresas amor Cuando estás bien y feliz Seguro un ángel acabas de atrapar Coro Atrapa un ángel.

¡Los himnos pueden ayudar!

A Fletcher le encantan los himnos porque lo ayudan a sentirse cerca de Dios, y siente que Dios está con él. Cantando un querido himno superó el miedo a andar por unos senderos llenos de baches en bicicleta.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.