Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para niños

¡Salgamos de aventura!

Cuando Charlie no pudo salir a jugar con sus amigos debido a la pandemia, su abuela lo invitó a salir en una aventura espiritual. La aventura divina lo llevó a nuevos lugares en sus pensamientos donde nunca antes había estado. ¡Y eso fue realmente divertido!

¡Sé un buen portero!

Esta autora explica cómo ser portera a la puerta de su pensamiento la ayudó a superar el dolor cuando un querido amigo falleció. “¿Te gustaría ser un buen portero también?” 

¡24/7!

Cada hora de cada día puedes pensar en Dios de muchas maneras. Dios está ahí para ti; el Amor está ahí para todos porque Dios está en todas partes, ¡las 24 horas, los 7 días de la semana!

La primera vez que oré por mí misma

Una mañana Anna se despertó con dolor de estómago. Oró con su mamá reconociendo que el amor de Dios le iba a sanar. La curación fue completa.

Cómo oré durante mi partido de baloncesto

Cuando su equipo de baloncesto estaba perdiendo estrepitosamente durante un partido, Audrey sintió la necesidad de orar sabiendo que Dios estaba con ella y sus compañeras de equipo, otorgando a todas las cualidades que necesitaban para dar lo mejor de sí mismas. Su experiencia le demostró que siempre puede escuchar y confiar en Dios.

Rápida curación en el campamento

Cuando Meg se lastimó el pie, oró reconociendo que el amor de Dios no cambia y siempre mantiene a todos a salvo. Ella está agradecida por esta curación que le permitió realizar todas las actividades planeadas en el campamento.

Cómo atrapar la luz

Al orar para superar un problema, Melissa recordó una experiencia que tuvo con las luciérnagas. Y la luz sanadora que percibió ese día fue la más brillante y más emocionante de todas para ella. Y es una luz que está ahí para que todos la descubramos.

Ayudemos al mundo viviendo la Regla de Oro

Podemos ayudar a garantizar que el mundo sea seguro y justo para todos escuchando a Dios, viendo a los demás del modo en que Él los ve y expresando amor pase lo que pase. ¿Te gustaría hacerlo con nosotros?

Mi pulgar estaba perfecto

Cuando parecía que su pulgar estaba fracturado, Luna oró con las ideas del Himno 350, que tiene el estribillo “Todo está bien”. Al día siguiente, el pulgar estaba nuevamente en su lugar.

Oré por mí mismo, sin ayuda de nadie

Estaba en un campamento de verano, y por primera vez en mi vida, tuve la oportunidad de orar por mí mismo sin ayuda de nadie.   Una vez, desperté en medio de la noche y me quedé despierto durante alrededor de una hora porque no me sentía bien.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.