Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

2019

¿Cómo puedo orar por los abrumadores problemas del mundo?

¿Es que nuestras oraciones individuales pueden producir un cambio favorable cuando se trata de las cosas grandes que suceden en el mundo? Esta autora dice que sí, y explica por qué lo sabe.

¿Viajar sola? ¿O con Dios?

Durante un vuelo internacional, esta adolescente comenzó a entrar en pánico cuando no podía recordar una información crítica que necesitaba para llegar a su próximo destino. Sin embargo, lo que sí recordó fue orar. Me embargó un sentimiento tangible de paz y amor.

La fidelidad

¡Qué maravilloso es ver los resultados de esta fidelidad! Porque debido a ella, el sufriente se vuelve más receptivo a la verdad y pierde proporcionalmente su sentido de sufrimiento. La fidelidad siempre recibirá su recompensa.

La hija de Dios no es un fracaso: historia de una maestra

Dios no ha creado a nadie para que sea un fracaso. 

¿Una evaluación de tu desempeño? ¡No te preocupes!

Dios, nuestro empleador divino, está siempre muy satisfecho con nosotros porque somos la manifestación de Su sabiduría.

¿A dónde estás buscando tu valor?

Esta estudiante de último año del bachillerato debería haberse sentido entusiasmada con la graduación y su próxima experiencia universitaria, pero en lugar de eso, se sentía menos que los demás e indigna. Obtener una comprensión espiritual del valor que Dios le ha otorgado, la ayudó a frenar las comparaciones y encontrar un sentido de valía más profundo y duradero.

Seguro al confiar totalmente en Dios

Roland nos dice que ninguna otra experiencia le ha dado una sensación de cercanía tan grande con Dios como él relata en este testimonio. Reconocer la guía divina lo salvó en una situación de peligro extremo.

¿Competir por un lugar? Piénsalo dos veces

Cuando no había cupo disponible para que diera un examen importante, este adolescente no se enojó ni se dio por vencido. Se apoyó, en cambio, en lo que había aprendido en la Escuela Dominical de la Ciencia Cristiana para orar por la situación, y muy pronto obtuvo resultados.

Identidad espiritual, moralidad y amor incondicional

Nunca es demasiado temprano o demasiado tarde como para vivir y amar de acuerdo con nuestra verdadera identidad divina. Esta forma generosa de vivir sirve para elevar la norma moral para nuestras familias y para el mundo.

Para sanar a las multitudes

Cuando el Amor divino llene nuestras iglesias de tal manera que excluya el yo, las multitudes nos apretarán como apretaron a Jesús, y seremos sanados de nuestras angustias y sufrimientos.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.