Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

2021

El hombre jamás nació en la materia

Al espiritualizar nuestro pensamiento, obtenemos una perspectiva mejor y más verdadera de nuestra inmortalidad, nuestra existencia espiritual, nuestra vida eterna.

Una mano extendida

La influencia amorosa del Cristo es tan cálida como el abrazo más cercano, más tierna que el acto más abnegado. Y al practicar esto podemos ayudar a los demás en nuestra experiencia diaria.

Despertar del sueño de vida como mortal

A través de su estudio de la Ciencia Cristiana, esta autora comprendió que la Vida jamás está en ningún cuerpo material, sino que es una expresión presente de la consciencia espiritual aquí y ahora, y para siempre.

Ninguna tristeza, solo Amor

Cuando su madre falleció, en lugar de angustiarse, la embargó un profundo sentido de que Dios, el Amor, la amaba a ella, a su madre y lo único que sintió fue consuelo y una alentadora paz. Al reflejar ese mismo amor, ella pudo incluso consolar a otros que estaban afligidos.

Descubre la vida eterna, aquí y ahora

La vida es una: es espiritual, está en Dios y es de Dios aquí, ahora y siempre. Saber esto nos lleva más allá del dolor, hacia la gratitud por la vida espiritual continua de miembros de la familia o amigos que han fallecido.

¿Cómo puedo dejar de sentirme como un don nadie?

Sentía que todos eran mejores que ella, y que lo sabían. Pero en lugar de quedarse atrapada en esos sentimientos, buscó ayuda, y la encontró en la Ciencia Cristiana.

“Años de críticas y opiniones desaparecieron”

Años de críticas desaparecieron cuando él dejó de juzgar a quienes temían la pandemia. Su rutina diaria se volvió menos ardua. Su comprensión y demostración de la Verdad creció exponencialmente, y reinó la armonía. ¡El cambio fue impresionante!

Dios realmente estaba conmigo

Fue un momento decisivo para este adolescente: Cuando algo que había aprendido en la Escuela Dominical de la Ciencia Cristina le salvó la vida, nunca más dudó de que Dios existe, y que se ocupa de nosotros. 

Te deseamos una Navidad eterna

Nada es tan satisfactorio como comprender esta “Navidad eterna” de la completa supremacía de la Mente sobre la materia. Nos permite sanarnos a nosotros mismos y a los demás, y arroja la luz espiritual necesaria sobre los problemas apremiantes del mundo en general.

Los avances siempre son posibles

El orgullo, el miedo, la duda y la falsa estimación de nuestras limitaciones se dejan de lado en previsión del gran bien que es posible. 

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.