Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Editoriales

Desarmemos la violencia

Estamos hechos para vivir en afectuosa relación con todos porque el Dios que nos hizo es Amor.

“Los estableceré”

La Mente divina por sí sola causa, condiciona y establece a los suyos. El hombre es posesión de la Mente.

El poder de Dios es el que debemos tener. Es omnipotente, todo poder. A medida que el Cristo, la Verdad, nos eleva hacia el sentido espiritual de Dios como la única autoridad sobre nosotros, hallamos que la Verdad es el poder divino que demuestra la salud que Dios nos ha dado.

Amarnos a nosotros mismos como a nuestro prójimo

Seguir el ejemplo de Jesús es la forma más útil y sanadora de amar a nuestro prójimo.

El poder de Dios es el que debemos tener. Es omnipotente, todo poder. A medida que el Cristo, la Verdad, nos eleva hacia el sentido espiritual de Dios como la única autoridad sobre nosotros, hallamos que la Verdad es el poder divino que demuestra la salud que Dios nos ha dado.

Nuestra unidad con Dios

¿Cuál es nuestra verdadera relación con Dios? Este autor explica que no existe Dios y además el hombre, sino más bien Dios y la expresión de Dios, el hombre; que hay infinitas expresiones de esta inteligencia divina creativa única, incluyendo a cada uno de nosotros. No hay ego separado. Dios, la Mente divina, es realmente Todo.

Una luz infinita y brillante

No solo “un único Dios infinito, el bien, unifica a los hombres y a las naciones”, sino que Dios “pone fin”, “aniquila” y “anula” el mal. Y es algo que el “único Dios infinito, el bien”, mediante una iglesia cuyos miembros y amigos siguen al Cristo, puede hacer.

El consuelo de la Madre

Es nuestro Padre-Madre Dios, nuestro divino Progenitor, quien pone orden en nuestro horario; da protección a nuestros hijos; y brinda calma, fortaleza y curación a cualquier desafío que podamos enfrentar.

Encuentra resiliencia mediante la gracia de Dios

La verdadera resiliencia se basa en el hecho espiritual de que Dios es nuestro Progenitor divino, quien nos ha otorgado gracia y favor a cada uno de nosotros.

Retrato de la igualdad

Al comprender a Dios como Vida y Amor divinos, y a nosotros como Sus hijos amados, nos vemos a nosotros mismos y a los demás como la expresión completa de las cualidades divinas. Encontramos la fortaleza para exigir justicia, igualdad y libertad.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.