Skip to main content

Para jóvenes

Protegida de un asalto

Sola en una calle oscura, esta joven parecía ser el objetivo perfecto para un asalto. Pero justo en el momento en que parecía más vulnerable, un claro mensaje de Dios superó su temor y la ayudó a encontrar seguridad.

El dolor no es normal

Para esta autora, los dolores menstruales parecían normales, hasta que comenzó a profundizar en lo que había aprendido en la Escuela Dominical de la Ciencia Cristiana.

¿Yo? ¿Hermosa?

Desde que estuvo en segundo grado, la autora fue acosada por tener muchas pecas, y ella sentía que la única respuesta era cambiar su apariencia. Pero cuando ocultar sus pecas no funcionó, ella aprendió que podía encontrar una autoestima más perdurable al comprender la belleza y la identidad de una forma completamente diferente, es decir, espiritualmente.

Dirección divina durante la búsqueda de la universidad

Esta autora estaba indecisa entre dos universidades y angustiada porque no sabía cuál escoger, entonces se dio cuenta de que podía orar al respecto. Seguir la dirección de Dios le trajo paz y una respuesta que fue sorprendente pero satisfactoria.

No hubo necesidad de empaste

Lo que nosotros consideramos nuestro cuerpo es una creencia errónea acerca de nosotros mismos, porque en realidad somos espirituales, creados por Dios, el Espíritu. 

El Amor al rescate

¿Te sientes estancado? No importa cuán atrapado pienses que estás, Dios te está enviando todo un “equipo de rescate” de ideas sanadoras para salvarte.

¿De qué se trata la vida?

Ella pensaba que lo tenía todo: dinero, ropa, éxito. Pero cuando una amiga le preguntó acerca del significado de la vida, esta autora se sintió limitada. ¿De qué se trataba realmente la vida? El regreso a la Ciencia Cristiana puso al descubierto las respuestas y probó ser un momento decisivo en su propio camino.

Al confiar en Dios encontramos el ajuste perfecto

Es muy tranquilizador saber que lo que nos guía es el Amor divino, así que el resultado debe ser bueno.

¿Cómo se produce la curación en la Ciencia Cristiana?

Cuando oramos para sanar, ¿estamos cambiando algo? ¿Haciendo que Dios intervenga en nuestras vidas? Esta autora se sumerge en el “cómo” se produce la curación y observa lo que realmente está sucediendo.

¿Dónde vives?

Preguntar y responder a la pregunta “¿Dónde vives?” cuando oramos, nos ayuda a ver y a experimentar más del universo de Dios. y eso, a su vez, trae curación.

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.