Skip to main content

Para jóvenes

Navidad después de un divorcio

Cada uno de nosotros está incluido en el Amor divino, que nunca puede desaparecer.

Desperté y estaba sana

Lo que al principio había parecido simplemente un molesto resfriado, se transformó en una oportunidad para que se produjera una verdadera curación.

¿Cómo puedo aprender a amarme a mí misma?

Cuando Lizzie miraba a sus amigas, lo único que podía ver eran las maravillosas cualidades que ellas tenían, así como sus propios defectos. ¿Cómo podía aprender a amarse a sí misma? La oración trajo respuestas inesperadas.

La guía de Dios, hasta en los exámenes

Faltaban apenas unas semanas para su examen de Cálculo Avanzado, y esta estudiante de bachillerato entró en pánico al no estar segura si lo aprobaría. La oración cambió su perspectiva, además de darle tranquilidad y confianza el día de la prueba.

Oración por la salud mental

Cuando esta escritora tenía veintitantos años, enfrentó aterradores síntomas que indicaban un problema de salud mental. Pero lo que ella estaba aprendiendo en la Ciencia Cristiana acerca de Dios como Mente —la única Mente— no solo le dio la autoridad para orar, sino que la llevó a tener una completa curación y total libertad.

¿Hipnotizada? Yo no

Comprender el hipnotismo desde la perspectiva de la Ciencia Cristiana significa comprender qué son esos conceptos falsos y qué es la realidad. He aprendido que la realidad está definida por Dios. De manera que estar hipnotizado es haber aceptado cualquier sugestión de algo malo como si fuera una realidad.

¿Cómo puedo dejar de sentirme tan fea?

La verdadera belleza es la realidad para cada uno de nosotros y nada puede ocultarla.

Enfrenta la presión de tus compañeros con la oración

Cuando este estudiante universitario se encontró con un grupo de amigos que seguían hablando muy mal de las chicas, él supo que necesitaba hacer algo. Pero ¿podría mantenerse firme frente a la presión de sus compañeros y mantener su amistad? La oración abrió el camino.

¿Blanco y negro? O ¿hermanos?

Las diferencias que antes parecían tan evidentes se desvanecieron a la luz de la verdad de lo que ambos somos: hijos del mismo Dios.

Por qué me encanta la Escuela Dominical

Una estudiante de la Escuela Dominical menciona algunos aspectos destacados de lo que ha aprendido allí, y la forma en que esta “verdad práctica” la ha ayudado y sanado muchas, muchas veces.

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.