Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Al fin del año 1931 me hallaba...

Del número de julio de 1966 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


Al fin del año 1931 me hallaba empleado por el contratista general en la nueva sede de la Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana en Boston. Mi trabajo me ponía en contacto diariamente con un consagrado Científico Cristiano, quien respondía pacientemente a las numerosas preguntas que yo le hacía respecto a su religión, la que hasta entonces me había sido totalmente desconocida.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.