Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Para niños

¿Acosado? ¡No te rindas!

Cuando estaba en tercer grado, mi mejor amiga, a quien conocía desde preescolar, llegó para estar en mi clase. Estábamos muy contentas.

La oración sanó mi dolor de estómago

Esto fue lo que ocurrió en marzo del año pasado. En dos ocasiones durante la semana, tuve molestias en el estómago.

Rápida curación de cortadura

Esta Navidad comparte el espíritu juvenil del Cristo con dos colecciones en línea de artículos para jóvenes y niños, publicados este año en El Heraldo. Estas colecciones vienen con su propia portada e índice, y son nuestro regalo para ti.

Siempre en el arca

 Mi mamá y yo fuimos a la fiesta de cumpleaños de mi primito. Yo estaba jugando, corriendo y saltando cuando me caí y me lastimé la rodilla, y me dolía mucho.

No hay chicos liosos en la escuela

 El año pasado, justo después de las vacaciones de Navidad, en mi escuela me nombraron líder de mi clase por mis calificaciones y comportamiento, aunque soy el alumno más joven. Tengo que confesar que al principio tuve serios problemas.

Ya no me duele el estómago

 En una ocasión, mi papá, mi hermano y yo queríamos volar a los Estados Unidos para ir a un campamento de verano de la Ciencia Cristiana. El día que debíamos viajar de Frankfurt a los Estados Unidos, yo no me sentía muy bien.

¡Dios cuida bien de nosotros!

 ¡Hola! Quiero contarles una curación que tuve con la oración hace dos años. Un día, estaba en la escuela y empecé a tener mucha fiebre.

Una colcha multicolor

La Sra. Green suspiró.

José tiene una casa nueva

—Ésta es nuestra casa nueva, José —dijo la mamá. José miraba y miraba pero no podía ver ninguna casa.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.