Skip to main content

El apoyo a nuestras escuelas dominicales

[Un mensaje leído en una reunión en interés de nuestras escuelas dominicales, celebrada en el edificio de La Iglesia Madre el dia 8 de junio de 1948]

Del número de enero de 1949 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


La provisión tan tierna que nuestro Padre-Madre Dios hace por Sus hijos es ejemplificada en la escuela dominical de la Christian Science. Nosotros bien sabemos que los planes humanos o meros esfuerzos personales no pueden ni promover ni impedir el desarrollo de esta actividad inspirada por Dios, pero el afectuoso reconocimiento de su origen divino ha de revelar a cada uno de nosotros los medios por los cuales podemos ayudar a fortalecer y apoyar la obra de nuestra escuela dominical.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.