Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Relatos de curación

Sana de ciática

Cuando a Terri le diagnosticaron ciática, una practicista de la Ciencia Cristiana la ayudó mediante la oración a ver que Dios, el bien, es el Principio infinito del universo, y que esa enfermedad no estaba de acuerdo con la ley del bien de Dios. Esta experiencia es un recordatorio de que cuando cultivamos una confianza como la de un niño en Dios, los resultados sanadores están asegurados.

Sana de adicción

Su completa curación del consumo de alcohol y drogas fue el resultado de un despertar espiritual gradual hacia la realidad de quién es ella realmente, la hija infinitamente amada de Dios. Ha estado completamente libre de la adicción por más de una década.

Sana de cáncer

Cuando se le diagnosticó una enfermedad considerada incurable, un tipo de cáncer, Ursula confió en la oración para sanar, como enseña la Ciencia Cristiana. Ella fue capaz de demostrar en su propia vida que la Ciencia Cristiana es confiable, eficaz y está disponible para todos. Realmente, Dios es omnipotente, el Único adorable.

El dolor de las articulaciones desapareció

Nellie tenía dolor en las articulaciones de sus piernas. Oró para saber que en la creación de la Mente divina no hay historia de imperfección, puesto que la Mente no creó nada que no sea bueno y perfecto. Siente mucha gratitud por esa curación en la Ciencia Cristiana.

Sana de lesión en la pierna y astigmatismo

Cuando se lastimó la pierna mientras vivía en el extranjero, esta autora oró como aprendió en la Ciencia Cristiana. Al vivir el amor, ser el amor y conocer sólo el amor de Dios, no sólo sanó de la lesión en la pierna, sino también del astigmatismo que padecía desde hacía tiempo.

Protegido por “la espada del Espíritu”

Susan nos cuenta cuán profundamente agradecida está de confirmar la poderosa promesa y protección de la idea de que nadie puede estar jamás fuera del cuidado de Dios. Lee cómo su hijo fue protegido durante el accidente que tuvo cuando fallaron los frenos de su bicicleta.

Sentir gratitud por la Iglesia sana

Al no poder cantar y hablar libremente durante más de un año, esta autora oró para mantener su pensamiento puro y sin adulterar en Dios, y apreciar su gratitud por la Iglesia. Entonces se produjo una hermosa y completa curación.

Liberada de dolores recurrentes

Reconocer al orar que nada de lo que Dios hizo podía ser doloroso o debilitante, ayudó a esta autora a superar los recurrentes dolores menstruales de manera permanente.

Se restaura visión clara tras lesión en un ojo

Comprender a través de la oración que nada inarmónico puede entrar en nuestro verdadero ser espiritual calmó los temores de Mark, y su visión fue completamente restaurada después de haberse lesionado un ojo.

Liberado de la tristeza

Al reconocer gradualmente que el compañerismo nunca puede perderse porque el amor de Dios por nosotros es constante y no cambia, este autor superó el sentimiento de dolor después del fallecimiento de su esposa.

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.