Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

¡Anda, toma el librito!

Del número de abril de 1975 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


Si un amigo pareciera muy necesitado, y si usted tuviera algo que supiera positivamente que lo ayudaría — algo que le traería consuelo y curación — ¿no se lo ofrecería usted en seguida? ¿O se lo negaría por temor a que pudiera pensar que usted lo hacía por presunción? ¿O se lo negaría por temor a que no lo aceptara con gusto? Si a usted realmente le importara, dejaría de lado todas esas dudas. Decidiría dárselo y esperaría el momento propicio en que él lo recibiera con gusto y se lo ofrecería con todo su amor.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.