Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Un santuario para todos los que buscan la Verdad

Del número de enero de 1988 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


¿Ha pensado usted alguna vez en José de Arimatea? Si lo ha hecho, quizás haya pensado que él no desempeñó un papel importante en la historia, ni como discípulo de Cristo Jesús. Sin embargo, las cualidades que José manifestó, el espíritu que lo impulsó a actuar de manera tan valiente y generosa, lo vinculó al triunfo de nuestro Maestro sobre la muerte, un acontecimiento de estupendo significado en la historia humana.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.