Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

¿Por qué no pertenecer a la Iglesia?

Del número de octubre de 1957 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


En lo pasado el templo se consideraba un lugar de seguridad para todos los que buscaran refugiarse en él. Cualquiera que se viera perseguido por la policía, fuera inocente o culpable, podía hallarse seguro por cierto tiempo con sólo echarse en los escalones de la entrada a la iglesia, exclamando “!santuario!” Aunque hoy ya no se acostumbra hallar así refugio en una iglesia quien se vea buscado o perseguido por las autoridades del país, el templo de Dios está probando ser, hoy como siempre, un santuario para todos los que lo busquen humilde y confiadamente, encontrando protección y fuerzas.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión de El Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

— Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea pág. 353

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.