Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

“Perdóname, Padre”

Del número de agosto de 1988 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


¡Cuántas veces anhelamos que Dios nos perdone! Sin embargo, es muy consolador comprender que jamás hay un pecado que esté fuera del alcance del poder sanador del Amor. Por más sombría que parezca una falta moral, el Cristo es capaz de destruirla.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.