Skip to main content

Tus talentos – no sólo uno

Del número de noviembre de 1999 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


Escribo Estas Líneas en una calurosa noche de verano, feliz de sentir la fresca brisa que entra por la ventana abierta, por la que escucho los sonidos del chirrido de los grillos, el vuelo de los bichitos de luz y de las hojas movidas por el viento. Los árboles fuertes y robustos que portan esas hojas ceden ante el viento poderoso, que los hace balancearse juntos como una ola en el océano.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.