Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

En el otoño de 1941, me enfermé repentinamente y fuí trasladado a...

Del número de enero de 1947 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


En el otoño de 1941, me enfermé repentinamente y fuí trasladado a toda prisa al hospital. Después de unos cuantos días, los médicos diagnosticaron el caso como un desarreglo de la vejiga, sumamente serio, por lo que tendría que someterme a una operación.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.