Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

En vista de que el contagio personal o sea...

Del número de octubre de 1956 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


En vista de que el contagio personal o sea la adoración de la personalidad está tan desenfrenadamente generalizado como cualquier epidemia, y porque su víctima sufre a veces más de lo que sufriera la víctima de una enfermedad contagiosa, yo someto este testimonio. Espero sinceramente que si alguno de los que lo lean se halla bajo la influencia de alguna atracción personal, o adoración, o adulación, lo que aquí lea le ayude, como a mí me ha ayudado lo que he leído en los testimonios, a librarse de esa forma de cautiverio.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.