Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Nada puede separarnos de Dios

Del número de mayo de 1978 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


Para ilustrar el hecho de que el hombre no puede separarse o ser separado de Dios, Cristo Jesús relató la parábola de un hijo que le pidió a su padre los bienes que le correspondían (ver Lucas 15:11–32). Entonces el hijo se fue a un país lejano, y allí despilfarró sus bienes.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.