Skip to main content

El espejo y el arco iris

Del número de marzo de 2000 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


¿Hay un espejo en tu casa que te gusta más que todos, donde puedes ver si tu cara está limpia o si tus medias son iguales? Ya sea que tengas que ir a la escuela o a jugar con tus amigos, siempre quieres verte de lo mejor, ¿no? ¿Qué ves cuando te miras al espejo? ¿Ves un niño o una niña? ¿Tienes el cabello lacio o con rulos? ¿Ves alguna peca? ¿Qué ven tus amigos y tu familia en ti? ¿Cómo ves a quienes te rodean? Es bueno que te hagas estas preguntas. Pero la pregunta más importante es: “¿Cómo me ve Dios a mí y a todos los demás?” Cuando nos miramos en un espejo sólo vemos la cubierta exterior.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión de El Heraldo

La explicación divinamente inspirada de la Sra. Eddy sobre la misión de El Heraldo de la Ciencia Cristiana, fundado en 1903, se ha convertido en símbolo de las actividades del movimiento de la Ciencia Cristiana que abarca al mundo. Las palabras de la Sra. Eddy figuran en la inscripción de la cornisa del edificio de La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana: para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la verdad. El Heraldo es una expresión tangible del interés de nuestra Guía en compartir con toda la humanidad el inapreciable conocimiento de la Ciencia de la Vida. La Sra. Eddy comprendió que el Consolador había venido “para la sanidad de las naciones”.

Alfred F. Schneider, El Heraldo de la Ciencia Cristiana, número de mayo de 1974

Saber más acerca de El Heraldo y su misión.