Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Disciplina: ¿quién la necesita?

Del número de septiembre de 1981 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


• El acróbata que da un salto de 360° en la cuerda floja tendida a gran altura; • el erudito a quien se le honra por la precisión de su conocimiento y la penetración de su intelecto; • el pianista que capta el armonioso milagro de un concierto de Mozart; • el astro del fútbol que lanza un pase de 27 metros con exactitud sin que sus contrarios lo detengan. ¿Qué tienen todas estas personas en común? La libertad y el dominio excepcionales que derivan del perfecto control de sus habilidades; un control excepcional adquirido mediante una gran práctica bajo una rigurosa disciplina.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.