Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

En el camino hacia la Verdad no hay atajo

[Artículo original en alemán]

Del número de enero de 1950 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


¿Que se pensaría de un estudiante de matemáticas que tratara de procurarse un libro de texto que, para facilitar su estudio, cambiara las reglas establecidas? ¿Lo haría en realidad más fácil? ¿No le apartaría más bien de la verdad que estaba buscando, impidiéndole así resolver los problemas de matemáticas y trayéndole finalmente como resultado la confusión y la desilusión? ¿Atentaría acaso alguien aprender un idioma extranjero con la ayuda de un libro que, profesando simplificar la gramática, cambiara, digamos, los verbos irregulares, convirtiéndolos en verbos regulares, o que por pura ignorancia omitiera una regla importante, quizá añadiendo algo que fuera completamente incorrecto? ¿Podría uno de esa manera hablar el idioma correctamente? En fin ¿llamaría uno gramática a esa clase de libro? La respuesta a todas estas preguntas es sin duda obvia. Pero ¿no está por cierto en la misma situación todo aquel que trata de estudiar la Christian Science con la ayuda de libros que cambian ciertos hechos fundamentales con el objeto de hacerlos más agradables para el lector, o que hacen declaraciones incorrectas mientras profesan ofrecer una presentación más clara de la Verdad que la suministrada en la literatura autorizada de la Christian Science? Tal literatura quizá aparezca simplificada, sin embargo siempre resulta más complicada.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.