Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Un punto fundamental en la curación

Del número de enero de 1950 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


Comprendiendo que la muerte es imposible en el reino de la Vida eterna, divina y siempre presente, Jesús de Nazaret pudo salir del sepulcro y presentarse a sus discípulos. Esta misma comprensión de que la vida del hombre y su actividad normal y continua dependen de Dios, y no del cuerpo material, facultó a Jesús para sanar a los enfermos y resucitar a los muertos.

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

Mary Baker Eddy, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, y Miscelánea, pág. 353

Saber más acerca del Heraldo y su misión.