Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer

Resistiendo la resistencia a la Verdad

Del número de julio de 1976 de El Heraldo de la Ciencia Cristiana


La Verdad es Dios, enseña la Ciencia CristianaChristian Science: Pronunciado Crischan Sáiens., y la Verdad es Todo. ¿Es difícil demostrar esto? ¿Encontramos alguna clase de desalentadora resistencia que se opone a nuestro tratamiento de la enfermedad, de la carencia, de la falta de empleo, — resistencia que demora la eficacia de nuestro trabajo? Es posible que nos parezca ser así hasta que lleguemos a comprender y a demostrar la ecuación de que la totalidad de la Verdad es igual a la irresistibilidad de la Verdad. La resistencia a la Verdad no es algo que deba encararse con medios mortales solamente y sin el apoyo de la Verdad. Somos ayudados a encararla cuando vemos esta resistencia como una neblina insubstancial del razonamiento material que ha de ser eclipsada por la luz del Cristo, la Verdad.

Supongamos que hemos estado dando tratamiento metafísico a una condición — ya sea que parezca ser nuestra o de un paciente — y que esa condición se rehusa a desaparecer, demorándose a pesar del tratamiento que se ha dado en la Ciencia Cristiana. Aceleramos la curación cuando nos desprendemos de la creencia de que existe alguna zona de la cual se ha retirado la Verdad, zona en la cual, de alguna manera, está incluida una creencia o una fuerza capaz de derrotar la Verdad. Es imposible que la Verdad desocupe parte de su infinitud para darle lugar al error. Mary Baker Eddy afirma: “Dios es Todo-en-todo”. Con imponente lógica agrega: “Por tanto, Él existe únicamente en Sí mismo, en Su propia naturaleza y carácter, y es el ser perfecto o consciencia perfecta. Él es toda la Vida y toda la Mente que hay o puede haber. Él encierra en Sí mismo toda manifestación de Vida y Mente.

“Si Él es Todo, no puede tener consciencia de cosa alguna desemejante a Sí mismo; porque si Él es omnipresente no puede haber nada fuera de Sí mismo”.La Unidad del Bien, pág. 3;

Iniciar sesión para ver esta página

Para tener acceso total a los Heraldos, active una cuenta usando su suscripción impresa del Heraldo ¡o suscríbase hoy a JSH-Online!

More in this issue / julio de 1976

La misión del Heraldo

 “...para proclamar la actividad y disponibilidad universales de la Verdad...”

                                                                                                          Mary Baker Eddy

Saber más acerca del Heraldo y su misión.